Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Barcelona un grupo organizado que defraudó 500.000 euros con llamadas fraudulentas a números premium

http://segurpricat.com.es
http://segurpricat.com.es

La Policía Nacional detiene a diez personas que defraudaron 500.000 € con llamadas fraudulentas a números premium

10 / 01 / 2014 Barcelona

En Barcelona y su área metropolitana

Utilizaban documentaciones falsificadas para dar de alta líneas de telefonía con el único objetivo de llamar a números de tarificación especial nacionales e internacionales

Con la misma finalidad adquirían terminales de última generación recién sustraídos en zonas turísticas de la ciudad condal

De forma paralela, el informático del grupo utilizaba y creaba páginas web dedicadas exclusivamente a gestionar números de tarificación adicional

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Barcelona un grupo organizado que defraudó 500.000 euros con llamadas fraudulentas a números premium. Para ello daban de alta líneas de telefonía empleando documentaciones falsificadas o adquirían a delincuentes comunes terminales de última generación sustraídos en zonas turísticas de la ciudad. Paralelamente, uno de los arrestados -que contaba con conocimientos avanzados en informática- creaba páginas web dedicadas a la gestión de números premium como otro medio de fraude,y manipulaba los IMEIS de los teléfonos robados para ponerlos nuevamente en circulación en el mercado ilícito. Han sido detenidas diez personas e intervenidos 331 terminales móviles de diferentes marcas, 450 tarjetas SIM y micro sd, 2.500 euros en metálico, abundante material informático y documentación relacionada con las actividades ilícitas.

En base a las denuncias formuladas por distintas operadoras de telefonía móvil perjudicadas por el fraude, los agentes descubrieron que presentaban un modus operandi común. Esto permitió determinar que se trataba de un grupo organizado altamente especializado y con un reparto claro de funciones entre sus miembros.

Sus actividades se basaban en dar de altas líneas telefónicas empleando documentación falsificada, la receptación de terminales de alta gama recién sustraídos en zonas turísticas de Barcelona y la creación y tratamiento de páginas web dedicadas a gestionar números de tarificación adicional.

500.000 euros estafados

Con las tarjetas SIM obtenidas ilícitamente (adquiridas o sustraídas) o a través de las páginas web que gestionan los números de tarificación especial, los integrantes del grupo realizaban un masivo tráfico de llamadas en un corto periodo de tiempo a números de premium internacionales. De esta manera el operador de origen resultaba impagado y, por la recepción de las llamadas, el operador de destino y el explotador de las líneas destinatarias de las llamadas obtenían como beneficios las cantidades correspondientes a los ingresos por interconexión que tenía que abonarles el operador de origen. El perjuicio económico causado de esta manera a las diferentes operadoras denunciantes ronda el medio millón de euros.

Una vez las tarjetas SIM eran “quemadas”, el informático del grupo se encargaba de manipular los IMEIS (software) de los terminales para poder ponerlos nuevamente en circulación en el mercado ilícito.

Se ha detenido a diez varones en Barcelona y su área metropolitana, la mayoría originarios de Pakistán. En los tres registros domiciliarios practicados, dos en la ciudad condal y otro en Badalona (Barcelona), se han intervenido 331 terminales móviles de diferentes marcas, 450 tarjetas SIM y micro sd, 2.500 euros en metálico, 6 ordenadores portátiles y abundante material informático y documentación relacionada con las actividades ilícitas (pasaportes, tarjetas de crédito, permisos de residencia, libretas de ahorro).

Los detenidos, a quienes se les imputan delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa, falsificación documental, fraude en las telecomunicaciones y receptación, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente, quien decretó su libertad provisional a la espera de juicio.

La investigación ha sido realizada por agentes del Grupo 2º de la Sección de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Barcelona.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes de en el siguiente enlace:

http://prensa.policia.es/mesala.rar

La Policía Nacional detiene a diez personas que defraudaron 500.000 € con llamadas fraudulentas a números premiumLa Policía Nacional detiene a diez personas que defraudaron 500.000 € con llamadas fraudulentas a números premium Descarregar


 


99 personas han sido detenidas y se han intervenido más de 1.000.000 de falsificaciones en Madrid, Barcelona, Sevilla, Orense, Málaga, Alicante, Valencia y Portugal Así, la red de origen marroquí habría distribuido en los dos últimos años 235 toneladas de prendas de ropa y calzados falsos que habrían generado unos ingresos de 5.500.000 de euros

Segurpricat Consulting Advisory Julian Flores Ceo director de seguridad http://segurpricat.com.es
Segurpricat Consulting Advisory
Julian Flores Ceo director de seguridad
http://segurpricat.com.es

Cae la principal red de falsificación de prendas de ropa que había distribuido más de 235 toneladas de artículos falsos en dos años

27 / 12 / 2013 MADRID, BARCELONA, SEVILLA, MÁLA

99 personas han sido detenidas y se han intervenido más de 1.000.000 de falsificaciones en Madrid, Barcelona, Sevilla, Orense, Málaga, Alicante, Valencia y Portugal

Más de 100 agentes de la Policía Nacional han participado en esta macro operación contra la producción y distribución de productos falsificados en la Península Ibérica

Las falsificaciones eran producidas en Portugal, donde se han desmantelado más de 10 fábricas, y se distribuían por “delegados zonales” en toda España

Así, la red de origen marroquí habría distribuido en los dos últimos años 235 toneladas de prendas de ropa y calzados falsos que habrían generado unos ingresos de 5.500.000 de euros

Parte de este dinero negro era ocultado junto a cartillas y tarjetas bancarias y otros elementos contables de la organización en las mezquitas de Orense y de Xinzo de Limia (Orense)

La organización utilizaba el denominado sistema Hawala, con el que no se realizan movimientos físicos de dinero ni registros contables, y empresas ficticias para blanquear el dinero obtenido de la actividad ilícita

Durante 2013, la Policía Nacional ha realizado más de 300 operaciones vinculadas con la propiedad industrial o intelectual, en las que se ha detenido a 924 personas e intervenido 4.350.983 efectos falsificados

Una macro operación de la Policía Nacional y de las autoridades portuguesas ha permitido desmantelar la principal red de fabricación y distribución de ropa falsificada de la Península Ibérica. Más de 100 agentes de la Policía Nacional han participado en el dispositivo final contra esta red, que usaba empresas ficticias y el denominado sistema Hawala para blanquear el dinero obtenido de su actividad ilícita. En total han sido detenidas 99 personas, entre ellos los imanes de las Mezquitas de Xinzo y de Orense, y se han incautado más de 1.000.000 de falsificaciones en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Alicante, Valencia y Portugal, donde se han desmantelado más de diez fábricas. La red, de origen marroquí, contaba con “delegados zonales” en toda España que habrían distribuido durante los dos últimos años 235 toneladas de prendas de ropa y calzados falsos, generando unos ingresos de 5.500.000 de euros. Parte de este dinero negro era ocultado junto a cartillas y tarjetas bancarias y otros elementos contables de la organización en las mezquitas de Orense y de Xinzo de Limia (Orense).

Desde septiembre de 2012 el grupo de Propiedad Intelectual de la Comisaría General de Policía Judicial ha venido investigando una organización criminal compuesta principalmente por ciudadanos marroquíes y portugueses y asentada en España y en el país luso. La red estaba especializada en la fabricación, distribución al por mayor y venta al por menor de productos textiles y calzado que vulneran los derechos de propiedad industrial.

Empresas fantasma

La investigación comenzó tras detectar en una inspección en un almacén en el polígono Cobo Calleja de Fuenlabrada (Madrid) resguardos de envío de productos falsificados, figurando como remitentes dos empresas  con domicilios en Xinzo de Limia (Orense). Diferentes operaciones anteriores en varias provincias españolas apuntaban también a que esta localidad orensana se había convertido en un centro neurálgico de distribución de prendas falsificadas. Ambas mercantiles, junto con otras tres también dirigidas por la red, eran en realidad empresas ficticias, no dadas de alta en el Registro Mercantil.

Los fabricantes y proveedores de la mercancía falsificada (textil y calzado) se encontraban en la zona norte de Portugal, mientras que en Xinzo de Limia se asentaba un grupo organizado en su mayoría compuesto por miembros de una misma familia marroquí. Por este motivo, los investigadores españoles establecieron contacto con la Autoridad de Seguridad Alimentaria y Económica (ASAE) de Portugal, con quien se ha desarrollado conjuntamente la operación.

Logística muy funcional

El traslado de las falsificaciones desde Portugal hasta Xinzo de Limia, núcleo de distribución nacional, se realizaba en furgonetas particulares pertenecientes a la familia investigada o a los propios fabricantes portugueses. Desde Xinzo se enviaba la mercancía a través de empresas de paquetería a los “delegados zonales”, representantes de la organización presentes en la práctica totalidad de las provincias de España. Así se habrían distribuido, en los dos últimos años, miles de paquetes por casi toda la geografía española con un peso de 235.000 kilos. Destaca como destino final, Madrid con más de 1.550 envíos de paquetes.

Los “delegados zonales” eran los encargados de la recepción de la mercancía falsa, que depositaban en pisos-almacén, así como de la distribución al por menor en su delimitación comercial, recaudación procedente de la venta e ingreso en cuentas bancarias a nombre de terceras personas (testaferros). Unos ingresos que se nunca superaban la cantidad de 3.000 euros y que se conoce con el nombre de “pitufeo”. De forma casi inmediata este dinero era extraído en cajeros automáticos en la localidad de Xinzo y alrededores por los responsables de la organización, utilizando tarjetas y libretas bancarias de cuentas a nombre de terceras personas.

La organización blanqueaba el dinero mediante a testaferros que constan como titulares en las cuentas bancarias, a través de sociedades ficticias y realizando “pagos por compensación”, entre miembros de la organización en Orense y personas asentadas en diferentes localidades de Marruecos. Estas operaciones de “pagos por compensación” son conocidas también como “sistema Hawala”. En este tipo de  pagos no hay movimientos físicos de dinero ni registros contables, basándose en la confianza y relaciones entre personas de ambos países.

La capacidad de exportación y de distribución de la organización investigada durante más de un año les situaba a la cabeza del suministro de productos falsificados en España, surtiendo a núcleos tan importantes como el madrileño barrio de Lavapiés, Barcelona, Valencia, Alicante, Marbella o  Sevilla, entre otros. Paralelamente a las pesquisas sobre los productos falsos, los investigadores han destapado la rama económica y de blanqueo de capitales de la organización, detectando grandes movimientos de dinero e inversiones en Marruecos. En los  últimos dos años, los ingresos de la red habrían alcanzado los 5.500.000 euros procedentes de la actividad ilícita

Imanes al frente de la red

Uno de los principales cabecillas de la red es el imán de la mezquita de Xinzo, mezquita que recibió donaciones de la organización próximas a los 100.000 euros. El imán de la mezquita de la ciudad de Orense también estaría implicado en las actividades ilícitas como testaferro en cuentas bancarias utilizadas por la organización criminal. Asimismo ambas mezquitas (Xinzo y Orense) habrían sido empleadas para ocultar dinero de procedencia ilícita, cartillas bancarias y tarjetas y otros documentos relacionados con la contabilidad de la organización.

En el operativo final han participado más de 100 agentes de la Comisaría General de Policía Judicial y de las Jefaturas Superiores de Policía de Galicia y de Madrid, así como inspectores de la ASAE portuguesa. En total hay 99 detenidos (34 en Marbella, 7 en Madrid, 7 en Barcelona, 6 en Alicante, 6 en Orense, 3 en Sevilla, 2 en Valencia y 34 en Portugal), entre ellos los dos imanes investigados y el resto de los líderes de la red, así como numerosos “delegados zonales”.

Los agentes también han desmantelado más de 10 fábricas de producción de textil y calzado falso en Portugal y han practicado un total de 117 registros domiciliarios en domicilios, locales y almacenes (incluidas las mezquitas) empleados para ocultar los efectos de la actividad criminal. En estos registros los investigadores se han incautado de 1.008.846 productos falsificados, 60 tarjetas bancarias a nombre de testaferros, software con el logotipo de más de 200 marcas oficiales,  dinero en efectivo, armas y diversa documentación.

4.350.983 falsificaciones y 924 detenidos

Durante 2013, los agentes especializados de en delitos contra la propiedad industrial e intelectual de la Brigada Central de Delincuencia Especializada de la UDEV Central, adscrita a la Comisaría General de Policía Judicial, han realizado 307 investigaciones vinculadas a delitos de falsificaciones y piratería. En total se ha detenido a 924 personas, 726 por delitos contra la propiedad industrial y 206 por hechos contra la propiedad intelectual.
Los agentes han intervenido en este año 4.350.983 efectos falsificados, como prendas textiles (504.303); juguetes o artículos infantiles (301.433); joyería o bisutería (131.906); calzado (39.831); perfumes (3.408); artículos de fútbol (20.586) o CDs y Vds. (124.714), entre otros artículos.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes en el siguiente enlace:http://prensa.policia.es/laika.rar